Inician con el retiro de “Torres de Pánico” por inservibles

Ramón Mendoza S

Reportero

Debido a que afectan la imagen urbana de la ciudad y ya no se encuentran en funcionamiento, las más de 25 torres de pánico que se habían instalado en la capital de Tamaulipas, serán desinstaladas.

En agosto del 2013, fue anunciado por la entonces administración estatal y municipal en Victoria la puesta en operación de 27 Torres de Pánico, las cuales, servirían para alertar a la población ante cualquier hecho relacionado con la seguridad.

En ese entonces el Presidente Municipal de Victoria, Miguel González Salúm informaba sobre la operación de “botones” de emergencias que nunca funcionaron mucho menos el internet que aparentemente brindarían a la población.

Hoy por determinación del Gobierno Municipal de Victoria han procedido a retirarlas de la calle y regresarlas al Gobierno del Estado, pues dan una mala imagen, además de que no funcionan, así lo señaló el alcalde, Eduardo Abraham Gattas Báez.

Se tomó dicha determinación por la mesa de seguridad municipal, esto tras las reuniones que han tenido en fechas recientes en donde indicaron que no son funcionales.

“Se tomó la determinación en las reuniones de la mesa de seguridad de retirarlas porque no funcionan, entonces vamos a proceder a realizar dicha situación, posteriormente lo que haremos será entregarlas al gobierno en una de las bodegas que ellos tienen”, señaló.

“Ha sido una petición realizada por los integrantes de dicha mesa, la cual sesiona cada lunes y así tienen el pulso de lo que sucede diariamente en Victoria. En el tema de la mesa de seguridad ahí tienen un espacio las cámaras, además de los ciudadanos y el comercio informal, así nos entramos de lo que sucede, de si hay robos, asaltos, tenemos ese pulso de primera mano”, indicó.

De acuerdo al anuncio oficial del 2013 el costo de las 27 torres y las 352 cámaras de televisión para video vigilancia en cien puntos importantes de la ciudad, oscilaba entre los 107 millones de pesos, recurso que fue una aportación del gobierno de Tamaulipas y que al final no sirvió para nada.