Acaban con “Acaparadores” de cerveza en esta capital, a partir de este martes se regularizo la venta por parte de las cadenas comerciales cerveceras en esta capital Foto Mendoza

Ramón Mendoza S

Reportero

Luego de que algunos permisionarios de alcoholes hicieran su “Agosto” en plena pandemia elevando el precio de la cerveza al que ellos dispusieran, a partir de este martes se regularizo la venta por parte de las cadenas comerciales cerveceras en esta capital.

Fue desde el pasado 5 de abril cuando las compañías cerveceras decidieron parar su producción y distribución, luego de que el producto fuera clasificados como no esencial ante la pandemia por Covid-19.

Será a partir de este miércoles cuando algunos negocios puedan vender, como en el caso de Oxxo, quienes informaron que su venta se reanuda a partir del 3 de junio a las 10 de la mañana, aunque en otras tiendas de conveniencia la venta se normalizo desde este lunes.

El responsable de una tienda sobre el Boluverad López Mateos de esta capital  (Oxxo)  mencionó que buscan evitar el clandestinaje, ya que muchos aprovecharán la pandemia del Coronavirus y la falta de surtimiento, para revender la cerveza en los próximos días a un precio mayor.

Se informó que algunos Oxxo ya están surtidos de cerveza preparados para el día de hoy, sin embargo no todos contarán con el producto, pues la mercancía llegará en los próximos días de la semana y será distribuida por zonas.

Semanas anteriores infinidad de personas buscaban cerveza por todos lados, y prácticamente no había en ningún sitio, en los últimos días en algunos establecimientos al norte y sur de Ciudad Victoria, las latas de modelo se vendían en 36 pesos, cuyo precio normal es de 16, la caguama corona se vendía entre 90 y 120 pesos, la coronita en 30 pesos y la negra modelo en 47, cuyo precio antes del desabasto era de 16 pesos y la coronita 12.

“La distribución de la cerveza no la realizaba el  Grupo Modelo o Moctezuma, sino particulares, que compraron por mayoreo, la almacenaron y  la estaban vendiendo como oro”.

Mauro Ávila, trabajador de la construcción, es asiduo de la cerveza XX, dice que ya tiene tres semanas sin beber cerveza, “primero porque no había, y ahora porque está muy cara, pero ya ahora que llego nos vamos a surtir como debiera”.