Elección extraordinaria: la emergencia de los Dantescos

24 octubre, 2022
Elección extraordinaria: la emergencia de los Dantescos

Por razones de estrategia y con la vista puesta en los escenarios futuros de la región, el partido Movimiento Ciudadano (MC), iría solo en Tamaulipas, en la elección extraordinaria para elegir al Senador de la república, cuya curul dejó el morenista, Faustino López.
¿Está en el camino correcto el MC?
Sí.
Va por la ruta correcta.
Tiene todo que ganar en la pugna por el escaño senatorial.
1.- No se llevaría la Senaduría.
Ni en sueños.
La disputa será entre el PAN y MORENA.
Los naranjas, acopiarán éxitos en función de hacer crecer su militancia, de movilizar sus dirigentes y apuntalar a unos Comités Municipales un tanto invertebrados en estos momentos. Al mismo tiempo: daría oportunidad a sus liderazgos de endurecer la piel y el verbo para la batalla del 2024, que es en la cual mostrará su verdadero músculo y su objetiva capacidad de pelear espacios reales de poder en los Ayuntamientos.
Es notable: nada que perder y todo que ganar para el MC en la elección extraordinaria que está a la vuelta de la esquina.
2.- Será un amigable ensayo para los seguidores de Dante Delgado, que se preparan para iniciar el desplazamiento del PAN del segundo sitio en las preferencias electorales tamaulipecas. No se avizora que en estos comicios pueda generarse ese fenómeno; los azules, aún tienen presencia en la entidad con todo y la vapuleada recibida en la elección a gobernador.
Más de 600 mil votos son muchos; el MC, apenas tiene cautivos algunos 50 o 70 mil sufragios.
El indudable empequeñecimiento del panismo regional, es evidente: sigue siendo una secta cuyo Santo Patrón es Francisco García Cabeza de Vaca; esta circunstancia -no porque sea un líder autoritario y unipersonal; aunque en parte, es un ingrediente del colapso azul- alejó de la órbita azul, a decenas de cuadros que durante seis años fueron virtualmente expulsados de su partido.
La hegemonía del cabecismo en el PAN de Tamaulipas, circunscribirá el poder partidista a Reynosa; ese fenómeno, ya restó a miles de potentes dirigentes: los Cantú Rosas en Nuevo Laredo, los Makyiavélicos en Reynosa, a Carlos Ulivarri en Río Bravo, a los Salazar en Matamoros, a decenas en Ciudad Victoria y a otros tantos en el sur del estado.
Más favorable paisaje, no puede tener el MC y su dirigente Gustavo Cárdenas Gutiérrez.
Un buen candidato al Senado, podría llevar a la fuerza naranja a obtener entre 80 y 130 mil votos.
Nada mal.
Significaría, que está en posición de erosionar al panismo y a sus candidatos, al menos 60 mil votos.
Ese posicionamiento, abriría la viabilidad para que los Dantescos -hijos de Dante- puedan llevarse algunas alcaldías en el esperado 2024.
3.- Los excesos en el tesoro público de los tamaulipecos, realizados por el PAN, en unos meses exhibirán la dimensión del daño. Está claro: el panismo, pagará los platos rotos en un escenario preelectoral que haría precipitar aún con más rapidez a los azules y a su candidato. Esa eventualidad, ayudaría tanto al MC como a MORENA; en una ponderación de avances numéricos y políticos, el naranja saldría con mayores beneficios de tan peculiar reacomodo de los votantes.
Como se ve, el MC, podría convertirse en el hospedero de los escurrimientos no sólo del PAN; estaría en la posibilidad de atraer a cuadros del PRD, del PRI y de MORENA.
En el 2024 tamaulipecos, los Dantescos serán la onda.