Incrementan seguridad en documentos notariales.

81

Ramón Mendoza S. Reportero

5 de Agosto de 2019.- Para evitar fraudes por falsificación o alteración de documentos que elaboran los notarios públicos de la entidad, a partir de este año todos los fedatarios tienen que utilizar un nuevo tipo de papel, que dispone de cinco medidas de seguridad, con las cuales se pretende brindar mayor certeza jurídica a los tamaulipecos y tener mejor control de la actividad notarial.

Hay que recordar que hubo alguna vez un tiempo en que los notarios no usaban sellos, donde solamente estampaban su firma y para brindar una mayor autenticidad en sus documentos dibujaban un signo. 

Eso pasó no solamente en Italia, España y Alemania, sino también en México en el no tan lejano siglo XIX.

Hoy los notarios públicos además de su firma utilizan sellos, algunos de ellos llamados de seguridad, y se valen de lo más avanzado para proteger la autenticidad de los documentos: desde hojas de seguridad hasta kinegramas.

A partir del pasado mes de agosto, todas las notarías públicas procedieron a cambiar su sistema de seguridad en todo aquel documento notarial que se entregue a quienes utilizan ese servicio público, con la finalidad de que se no se falsifiquen.

Alfonso Salinas Flores Presidente del Colegio de Notarios Públicos en Tamaulipas dijo que han estado trabajando muy coordinadamente con el gobierno del estado para fortalecer sus propios sistemas de seguridad en sellos y documentos notariales.

Manifestó que el acuerdo consta en la aplicación de métodos de seguridad contra la falsificación de aquellos documentos utilizados por los notarios en las hojas que forman parte del protocolo, testimonio y actas de protocolo en las que el Notario ejerce sus funciones.

Al respecto, señaló que sistemas de seguridad como lo es marca de agua, tinta ultravioleta, micro texto, criptograbado y hoja holográfica, serán los diferentes métodos que los Notarios en mencionada documentación se aplican ya desde hace tiempo.

Cabe hacer mención, que la información respecto al contenido específico de dichas medidas de seguridad, el tipo de papel, la lámina y la luz que permite la legibilidad del texto y los hologramas plasmados en él, serán los que determinen conjuntamente el trabajo en coordinación entre el Colegio de Notarios y la Secretaría de Gobierno del Estado, a través de la Dirección General de Asuntos Notariales.