Evitan los comerciantes las fallas por apagones y apagan aires

                                               Por Javier Claudio

            Ante los recurrentes apagones, algunos comerciantes del primer cuadro de la ciudad adoptaron como medidas preventivas apagar eventualmente los aires acondicionados con el fin de evitar una descompostura, siendo esto una molestia para clientes.

            Los cortes de luz han sido seguidos durante las últimas semanas y según la CFE es debido a la alta demanda y afectan a los transformadore, no sabemos a qué hora sucederá esto y por eso preferimos apagar los aparatos de aire acondicionado a cierta hora.

            José Vázquez Padilla, gerente de una óptica, dijo que ante la “falta de defensa” sobre los cortes que afectan a la ciudad, algunos comercios han decidido suspender el servicio de aire acondicionado en momentos en que normalmente se da el corte.

            “La CFE jamás se hace responsable de la falla que ocasiona a los aparatos eléctricos en las domicilios o negocios, por eso preferimos adoptar nuestras propias medidas para evitar gastos de reparación”, comentó.

            Indicó que los comercios tienen determinada la hora después del mediodía, como el momento en que se suspende el fluido eléctrico y por lo tanto es la hora en que algunos cancelan sus aires acondicionados por determinado momento.

            “Algunos apagan media hora o una hora, todo depende de que capacidad sea su local o bien que tanto haya enfriado el espacio y dure retenido para incomodar lo menos posible a la clientela”, dijo.   

                        –NO TENEMOS A/C, PERO LA LIBRABAMOS, HOY NO–   

            Otros negocios como negocios de telas establecidos en el primer cuadro de la ciudad, sus empleados hicieron saber que no cuentan con aire acondicionado debido a que en la mayoría de los años es tolerante con la ventilación que se tiene para los clientes.

            “Pero este año, sí se ha resentido bastante el calor, no es como el de años anteriores, que aun siendo temporada de canícula era tolerable debido a la ventilación de la tienda y los abanicos puestos en ciertos lugares”, comentó una empleada.