De ciudadanos tamaulipecos ejemplares

Tamaulipas, en asuntos del padrón electoral, es la entidad que mejores resultados ha ofrecido en el país. Ni más ni menos, que el 99.88 por ciento de ciudadanos en edad de votar, fueron incorporados en la lista definitiva para la elección del 2021.
Es decir: ¡a 12 centésimas de la perfección!
Un trabajo tan ejemplar como plausible.
En esa admirable jornada, ha tenido un rol principal el delegado del Registro Federal de Electores (RFE) en la entidad, Jesús Arredondo Cortés que tras décadas de entrega a la institución, se las sabe de todas, todas.
Un orgullo, que sea tamaulipeco, que sea mi paisano.
En casi 40 años de ejercicio periodístico, no he conocido a un funcionario tan intachable como Arredondo. (Así lo conocemos, desde los tiempos en que cursábamos la Secundaria en la Alfredo del Mazo en nuestro natal Río Bravo).
En estos días, signados por el cuestionamiento a decenas de funcionarios, se ensancha aun más la labor de uno de los personajes más relevantes que ha dado nuestro pueblo querido. No es asunto para soslayar, el dato: los tamaulipecos, tenemos a dos ex gobernadores en chirona y a decenas de ex colaboradores de diversas administraciones estatales y municipales bajo sospecha.
Arredondo, ha sido y es, un paisano producto de la cultura del esfuerzo. Su padre, un modesto empleado y su madre ama de casa, cuya mayor satisfacción –como la mayoría de los padres de nuestra época que se rompieron el lomo para que sus hijos llegaran a la universidad– fue ver los éxitos escolares y profesionales de sus vástagos.
(Después de terminar la Secu, se fue a Reynosa a hacer la Prepa y posteriormente cursó la licenciatura en Ciencias de la Educación en la Universidad Autónoma de Tamaulipas).
Nada le ha sido dado gratis.
Lo he visto desplegar su labor. Siempre atento, eficaz, respetuoso. Como parte del Instituto Estatal Electoral de Tamaulipas (IEETAM), ambos –él como parte de este organismo en representación del INE yo como Consejero–, organizamos dos elecciones en Tamaulipas: dos de alcaldes y dos de diputados locales, y una de gobernador.
Por eso digo, lo que digo: su asignatura, todo el tiempo la desarrolló en forma incuestionable.
Como decía el spot de hace años:
“Contemos también lo bueno”.